Detox ¿Una buena idea?


Foto tomada de: nilplan.com
Foto tomada de: nilplan.com
Hacer un detox o no, esa es una pregunta que nos hacemos muchas personas. Desde hace algunos años se ha hablado sobre la importancia de desintoxicar el cuerpo, para esto hay diferentes formas: pastillas, jugos, tés, iones, entre otras. La verdad, es que por mucho tiempo me plantee hacerme un detox, había escuchado muchos comentarios buenos y malos, así que me decidí por un detox de dos días de jugos y una dieta posterior de una semana.

Este era uno de los jugos que me tocaba tomarme en las mañanas.
Este era uno de los jugos que me tocaba tomarme en las mañanas.
Las personas que siguen el blog  y mis redes sociales sabrán que la mayoría del año vivo en California. Allá hago ejercicio y trato de comer lo más saludable posible (soy esposa de un atleta, entonces esto me incentiva aún más a ser saludable). Llegué a Ecuador a fines de septiembre y, como una amante de la comida ecuatoriana, comencé a comer todas esas cosas que no tengo al alcance allá. Después de mi matrimonio eclesiástico, que fue el 12 de noviembre, me sentía realmente empachada de todo. Fue una mezcla de estrés y comida. Sentía que tenía que liberarlo de todas las formas posibles; es por esto que decidí hacer el detox.

El primer día: El primer día estaba decidida, quería hacer el detox, siguiendo todos los pasos: tomar solo los jugos cinco veces al día. Fue fácil. Tenía hambre, pero ese día tenía algunas cosas que hacer, así que pasé distraída y ocupada, no tuve mucho tiempo de pensar en comer.

El segundo día: Fue difícil. Primero, me desperté con muchísima hambre, y sabía que solo podía desayunar un jugo. Me dijeron que también podía comer frutas y vegetales, pero yo quería una verdadera desintoxicación. Al contrario del día anterior, pasé en la casa todo el tiempo, llegué a sentir esa típica ansiedad que te da cuando estas aburrido, y mi mente me jugaba una mala pasada. Tenía ganas de chocolates, comida árabe, hamburguesas, pizzas, papas fritas; es decir, quería comerme el mundo entero y me estaba comenzando a desesperar. Lo único que me quito la ansiedad fueron unos chochos que me comí por la tarde. Después de eso, me fui a dormir pensando que por fin comería al día siguiente.

Dieta post detox: Tengo que serles sincera, esta parte fue la más difícil para mi. Comencé el día con la dieta perfecta, al llegar el almuerzo, me invitaron a almorzar y no pude comer lo que decía en la dieta. En la noche pude hacerlo pero me sentía desmotivada porque no había podido seguir la dieta a la perfección. El segundo día, mi esposo decidió comprar una caja de alfajores (que me encantan) y pequé comiéndome uno. Para el fin de semana, decidimos irnos de paseo y hasta ahí llegó la dieta.

La verdad es que hubiera querido contarles que mi detox funcionó a la perfección, sin embargo, mi historia es muy diferente. Lo que si me di cuenta, es que cuando comí cosas que no debía me sentía muy llena y todo me caía mal. Mi estómago no estaba preparado para comer otra vez cosas pesadas.

Les recomiendo el detox, pero siempre y cuando lo hagan en una semana que sepan que pueden seguir la dieta, que no hagan muchas cosas que les impida seguir la dieta porque la verdad es que si es bueno desintoxicar el cuerpo de vez en cuando. Aunque la mejor desintoxicación está en comer bien siempre y dejar grasas, alcohol y azúcares de lado.  El celular y los aparatos electrónicos también causan estrés así que es bueno dejarlos de lado un poco y desintoxicarse de eso también.

Organic cold-pressed raw vegetable juices in glass bottles. foto tomada de: univision.com
Organic cold-pressed raw vegetable juices in glass bottles. foto tomada de: univision.com
Recuerden que lo importante es sentirte bien contigo mismo, si hay algo que te molesta seguro lo puedes cambiar. Si hay algo que sientes que no puedes hacer, no te des por vencido y sigue adelante. Ser saludable y fit, es un trabajo diario, siempre puedes volver a empezar.

No se olviden de dejar sus comentarios y sugerencias y de seguir nuestras cuentas en Instagram, Facebook y Twitter.

 

Anuncios