Happy mothers day!


No te lo esperas, no estás preparada, aunque muchas personas piensen que lo están, la verdad es que nunca sabes lo que te espera cuando te conviertes en mamá.

Hace dos años y 7 meses Emiliano llegó al mundo. Digo al mundo porque a mi vida llegó desde el momento que me enteré que estaba embarazada. Durante todo el proceso de gestación me preparé para su llegada, sin embargo, por más que te prepares psicológica o teóricamente, nunca sabes, paciencia cierta, lo que está por venir.

Tan solo al verlo, supe que nunca en la vida tendría algo tan mío como él. El amor que siente una mamá el primer momento que puede ver a su hijo es inexplicable, es un sentimiento que no se puede describir.

Poco a poco vas viendo sus cambios. Así como aprende él, aprendes tu, todo el tiempo. Puedo decir que mientras era un bebé deseaba que crezca para que así sea más fácil. Falso. Nunca nada va a ser más fácil. Con el paso del tiempo todo se vuelve más complejo, hasta el amor evoluciona, se vuelve cada vez más fuerte.

La vida de una mamá es caótica. No solo porque ser mamá es la profesión más difícil, (en serio creo que no hay nada más difícil) sino, porque todo el tiempo te sientes juzgada por otras personas, por ti misma y hasta por tu hijo. ¿Por qué digo esto? Las mujeres nos esforzamos por ser las mejores mamás, tenemos diferentes formas de criar, pero, el punto siempre es ser la mejor y dar lo mejor. De pronto escuchas a otras mamás que hacen algo que tu no y te sientes juzgada; te pones miles de metas para llegar a ser la mejor, a la final no terminas por cumplirlas y te juzgas tu misma; hablas con tu hijo por una cosa que hizo mal o que quieres que haga y no te hace caso, no te regresa ni a ver y sientes que le estás hablando en chino, es en ese momento en el que sientes que tal vez no estás haciendo un buen trabajo y te sientes juzgada hasta por él.

Peor aún es ese sentimiento de culpa que tienes cuando sabes que necesitas un tiempo para ti pero que él también necesita de ti. En definitiva ser mamá es el trabajo más difícil del mundo, pero no hay ningún trabajo más gratificante y hermoso que este.

No hay nada que una sonrisa, un abrazo, un beso o un “mami te quiero” no pueda arreglar. Puedes haber tenido el peor día del mundo pero de pronto existe un detalle que hace tu hijo contigo y el mundo se vuelve color de rosa de nuevo.

Ser mamá es muchas cosas a la vez pero es la etapa más hermosa de mi vida. Hace dos años y siete meses comenzó esta aventura, la más linda de todas, la que nunca va a dejar de sorprenderme y en la cual aprendo todos los días, porque cuando tienes un hijo tienes que ser la mejor versión de ti, para ser un ejemplo y poder criar y formar una buena persona.

No te lo esperas, pero sabes que una vez que eres mamá te puedes esperar de todo y eso más que suerte, es una bendición.

¡Feliz día a todas las mamás que siguen este blog!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s