Seamos más reales


Seamos sinceros, la mayoría de redes sociales están plagadas de fotos con Photoshop, muchos filtros, vidas felices, glamurosas y mucho más. Pero, ¿Cuánto de esto es real? Yo misma soy consciente de que algunas veces he usado aplicaciones para borrar algún granito o uso filtros para que la foto se vea mejor. Esas son las razones por las que quise hacer este post. 

Muchas veces cuando trabajas como blogger, muchas personas te ven como un ejemplo o influencia, esto puede ser bueno, como también puede ser malo. Yo siempre he tratado de mostrarme tal como soy. En historias de Instagram salgo sin maquillaje, a veces sudada en el gimnasio y demás. Pero en el feed de Instagram o en las fotos trato de salir lo mejor posible, lo más arreglada y en lugares que llamen la atención. Esto no quiere decir que esa no soy yo o que eso no es real, sin embargo, creo que muchas veces no nos mostramos tal como somos. 

Puedo decirles que al igual que muchas de ustedes, tengo muchas inseguridades. Mi piel es una de ellas, no he sufrido nunca de acné ni nada por el estilo y, la verdad, los granitos me salen una vez al mes y con eso he tenido mucha suerte, sin embargo, siento que por cambios hormonales y por estrés, la textura de mi piel ya no es la misma. Tengo imperfecciones que quiero ocultar, para que las fotos se vean bien, sin embargo, no estoy siendo sincera con ustedes al hacerlo. 

Siento que hoy en día, muchas personas tratan de mostrar lo mejor de sus vidas, lo cual está perfecto. Las redes deben usarse para cosas positivas, porque nadie quiere escuchar más problemas de los que ya tiene. Aún así, un poco de sinceridad, de demostrar que tu vida no es perfecta y que eres una mortal como cualquier otra persona es necesario.

Soy fan del maquillaje, me encanta maquillarme, de una forma natural, pero me gusta, no lo puedo negar, y mostrarme así sin maquillaje no quiere decir que lo voy a dejar de usar; pero creo que es importante darnos un respiro de “las perfecciones” que se ven en redes sociales. Hoy les quería presentar a la verdadera yo. A mi piel real, sin filtros, sin Photoshop, sin absolutamente nada. Porque creo que lo que todas deberíamos hacer es comenzar a aceptarnos y amarnos como somos.