¿Por qué darle una nueva vida a la ropa que ya no usas?


¿Cuántos de nosotros tenemos llenos nuestros closets de “nada que ponernos”? La verdad, muchos sentimos que no tenemos nada, pero esto no es literal; nos referimos a que nuestra ropa nos parece anticuada, no nos gusta lo suficiente o no la queremos repetir. Esto se debe a un consumismo irresponsable que hemos ido adquiriendo a lo largo del tiempo. Pero debemos entender que es necesario sacar todo eso que se ha acumulado para poner orden en nuestros hogares y vidas. Sin embargo, al hacer esto, mucha gente bota la ropa, lo que lleva a una gran contaminación. Por eso te recomendamos poder darle una nueva vida a eso que ya no quieres y en este artículo te contamos por qué y cómo.

foto tomada de: la escuela de decoración

A lo largo de los años, nos vamos acumulando de ropa, accesorios, zapatos y mucho más. Cada día necesitamos un clóset más grande, sin embargo, la tendencia en nuevos departamentos y casas, nos invitan a vivir en el minimalismo, pues lo moderno no es grande, es cada vez más pequeño. Hay estudios que demuestran que tan solo usamos el 20% de la ropa que tenemos en nuestros clósets, lo que quiere decir que la mayoría de cosas no son necesarias, están acumuladas y representan una carga.

El consumismo irresponsable que se ha venido dando en los últimos años ha creado una tendencia que busca imponer una filosofía de diseño sostenible. Con esto no solo hablamos del “Slow Fashion” que busca crear prendas de calidad, con mano de obra y que no sean masivas; sino también de que se consuma responsable e inteligentemente. Esto se debe a que la industria textil se encuentra entre las tres más contaminantes del planeta. La mayoría de la ropa no es biodegradable, y se demora en descomponerse siglos. Además la manera en que muchas prendas se fabrican es culpables de esta polución tan grande. Al teñir las telas se usa una gran cantidad de agua junto con tóxicos que, al regresar a los ríos llega totalmente contaminada.

Al hablar de darle una nueva vida a la ropa, queremos decir que hay muchas personas a las que tus pertenencias les pueden parecer muy novedosa. Amigui, es una empresa que se dedica a la compra de ropa usada y la revende en diferentes sectores de la ciudad de Quito. Es una situación de ganar ganar, ya que puedes generar un ingreso extra y otras personas pueden tener prendas que no se les haría fácil comprar en sus precios normales. Esta es la mejor opción para dejar a un lado eso que ya no te interesa, ser conscientes y responsables con el medio ambiente y te ayuda a quedarte con lo que de verdad usas, haciendo que puedas organizar mejor no sólo tu clóset, sino tu vida. Tener las cosas en orden le da una nueva vibra a los espacios en los que pasas la mayor cantidad de tiempo.

Foto tomada de: Gananci.com

Si estás de acuerdo con que la venta de tu ropa usada es una gran idea, es importante que sigas estos simples pasos: debe estar en perfecto estado, revisa que no tengan fallas como huecos o manchas; que no esté muy pasada de moda; lava la ropa antes de llevarla pues si alguien más la comprará, querrá que esté limpia. Recuerda que va a ser comprada por alguien más, por lo que debes dejar tu ropa tal y como a ti te gustaría si fueras el que va a comprar.

La tendencia del Slow Fashion no es una moda que va a pasar con el tiempo. Con tanta concientización sobre el medio ambiente y la necesidad que tenemos de cambiar para salvar nuestro planeta, es importante que nuestros hábitos sean diferentes, que seamos más responsables con lo que consumimos. Esas personas que van a Amigui a comprar lo que ya no usas, quieren maximizar su economía, comprar inteligentemente y vestirse bien.