Por qué comenzar a cuidar tu piel ¡Ya!


Nuestra piel es el órgano más extenso que tenemos en nuestro cuerpo, el que más expuesto está y al que más cuidado le debemos poner. Es por eso la importancia de una rutina de cuidado facial que nos ayude a limpiar nuestra piel, protegerla y recuperarla de los múltiples daños que puede tener durante el día.

Nuestro rostro es el más expuesto de nuestro cuerpo, recibe daños UV, contaminación y mucho más. Es importante mantener una buena rutina de limpieza diaria, por la mañana y por la noche, sin embargo, esto no puede quedar ahí. Es necesario hacerse una limpieza facial una vez al mes para sacar los puntos negros, evitar granos y barros que pueden aparecer.

La hidratación de la piel nos ayuda a que esté protegida de los cambios climáticos, resequedades, entre otras cosas. Es muy importante primero reconocer el tipo de piel que tienes para que así puedas usar un hidratante que no te va a resecar o hacer grasosa la cara. Es necesario hidratar la piel en la mañana y en la noche.

 

La protección solar es necesaria, en especial en un país como Ecuador donde la radiación es muy fuerte. El sol causa arrugas y manchas en la piel. Es por eso que es importante aplicar protector mayor a 50 en nuestro rostro cada tres horas, esto debido a que las luces de las oficinas, la de la computadora e incluso la del celular pueden causar manchas en nuestra piel, por esta razón es importante mantenerla protegida la mayor cantidad de tiempo.

Cómo debe verse una rutina diaria:

Día: Limpiador, tónico, contorno ojos, humectante y protector solar.

Noche: Desmaquillante, Limpiador, Tónico, Serum, Contorno de ojos y humectante.

Recuerda que tu alimentación también es importante. Mientras más agua tomes, más hidratada va a estar tu piel y mientras más vegetales y frutas comas agregas antioxidantes que son básicos para una piel perfecta.

Bonus: usa un Jade Roller cuando apliques el serum o cualquier producto aceitoso, ayudará a que se absorba mejor y también masajeará tu piel creando así más colágeno.