Cinco cosas que he aprendido de mi hijo en estos cinco años


Cuando me pongo a pensar que Emiliano ya tiene cinco años me entra demasiada nostalgia.  De verdad siento que cada vez el tiempo pasa más rápido porque para mi es como si fuera ayer que lo tenía en mis brazos o que daba sus primeros pasos. Definitivamente, este tiempo me ha enseñado muchas cosas y, de todo corazón, se las quiero compartir.

 

  1. No importa el día que tengas, un abrazo o un te amo lo curan todo

 

 

Esto es algo que de verdad me llega mucho. Muchos pueden pensar que como mostramos una vida linda y perfecta en redes sociales, no tenemos días malos. Pues sí, los tenemos. Tenemos días cansados, momentos de estrés como cualquier otra persona; sin embargo, llegar a la casa, o recibir un te amo y un abrazo, tan solo porque sí, es inexplicable y no hay mejor sentimiento que ese.

 

  1. Nada importa más que la salud de tu familia

 

Cuando tienes un hijo te das cuenta la importancia de la salud, que muchas veces no la valoramos como deberíamos. No hay nada más frustrante que ver a tu hijo enfermo en la madrugada, con fiebre y miles de cosas más que pueden pasar. La salud es algo que los adultos o jóvenes no vemos como una prioridad y, definitivamente, deberíamos hacerlo.

 

  1. Debemos ver el mundo a través de los ojos de un niño

 

 

A lo que me refiero con esto, es que muchas veces deberíamos ver el mundo como si fuera la primera vez que vemos todo. Muchas veces pasamos sin fijarnos en nada de lo que nos rodea. Te sorprenderías con todas las cosas que te pierdes por estar metido en tu propio mundo o sumergido en la tecnología.

 

  1. Cuando creas en algo ponle todo tu corazón

 

Cuando un niño cree en un superhéroe o en Papá Noél, le pone todo su corazón e ilusión. No importa si le dices que no es real o que es un efecto especial.  La forma es cómo creen en las cosas es algo que todos deberíamos hacer. No me refiero a que el día de mañana comiencen a creer en superhéroes, pero lo que ustedes crean o quieran lograr háganlo con todo su corazón, es la única forma de poder lograr tus sueños.

 

  1. Busca la diversión en lo que hagas

 

 

Si algo no te divierte no deberías hacerlo. Los adultos estamos sumergidos en trabajos o actividades que no nos gustan y esto deriva en que tengamos una vida más miserable, sin propósito y sin alegría. Debemos hacer lo que nos gusta y tratar de buscarle la diversión a todo.  El hecho de ser feliz nos puede cambiar a todos.

 

Creo que todos los días aprendo algo nuevo de Emiliano. Estas son sólo cinco cosas, sin embargo, Emiliano me empuja a investigar más para poder sus preguntas sobre el mundo, que surgen de la nada y que a veces me dejan en jaque, sin saber qué responder. Muchas veces, pensamos que al ser padres lo divertido termina, y solo les puedo decir que es cuando la mejor etapa y la más divertida comienza.